Policarpio Antonio Sánchez; ¿A quién beneficia el crimen?

Una de las técnicas más recurrida en la investigación criminológica cuando de esclarecer un caso se trata, consiste en hacerse una sencilla pregunta: ¿A quién beneficia el crimen? Si extrapolamos esta cuestionante a la guerra mediática municipal que se está desarrollando en torno a la posible ejecución de un proyecto de irrigación en la parte alta del Municipio de Bohechío, del cual ni siquiera se tiene seguro si se harán y cómo se hará, entonces me llega a la mente una famosa anécdota bohechiana de un señor que tenía un niño al cual pretendía comprarle una bicicleta y llamó al menor, sacó su correa y le dio una pela, cuando el niño le preguntó que porqué le pegaba, éste le dijo que lo hacía para que aprendiera a cuidar la bicicleta y evitara que se dañe.

Las razones de Yaque

La experiencia más reciente evidenció la encerrona en la que cayó esta laboriosa comunidad cuando se le vendió la idea de que el Proyecto Palomino representaría desarrollo económico para sus habitantes; todo lo contrario, la obra en cuestión acabó matando su principal recurso: el río, y con él, el empobrecimiento de todos sus poblados. Más penoso es ver que en frente de sus ojos le pasan diariamente una guagua cargada de sanjuaneros a disfrutar de los empleos que deberían pertenecer a los dueños del río; agréguele el hecho de que de los cientos de millones obtenidos por Egehid por concepto de ganancia de la venta de energías producidas por las aguas de los Yaquenses, éstos humildes ciudadanos no reciben retribución alguna. Es perfectamente entendible la indignación surgida en los hermanos habitantes de Yaque cuando se habla de seguir utilizando sin mayores explicaciones las aguas de los afluentes del río, razones les sobran.

Conspira Arroyo Cano contra Yaque?

Por décadas los arroyocaneros han asumido el balneario del río Yaqué del Sur como su lugar favorito para vacacionar en semana santa y otras fechas, mal podrían estar de acuerdo con su extinción. Las aguas servidas en el acueducto de Arroyo Cano provienen de ese río, conspirar contra el río es atentar contra la vida de habitantes de Arroyo Cano y nadie juega a suicidarse; el río, por tanto es un recurso indispensable para ambas comunidades y de este recurso acuífero depende en cierto modo la existencia de Yaque y de Arroyo Cano.

A qué jugamos entonces?

Consideremos que el encargado del Proyecto Agroforestal es un destacado líder de Yaque ¿Actuaría esta persona en contra de su comunidad? ¿Po qué esta disputa es traída por los pelos en momentos en que se incuban candidaturas a diferentes posiciones? ¿Por qué no se ha gestado un movimiento parecido en Yaque para reclamar a los representes de Egehid lo que le toca a esta comunidad y para enfrentar los grupos sindicales sanjuaneros que por años extraen las arenas que aporta su río a la presa de Sabana Yegua?

Estas dos comunidades unidas representan más del setenta por ciento de la población total del municipio, poseen el potencial para emprender con éxito cualquier iniciativa de carácter social, económica o política, ¿acaso no es un crimen que a pesar de lo expuesto anteriormente se pretenda insistir con discursos incendiarios y posiciones de barricada dividir a estos pueblos hermanos? De ser así volvamos a la pregunta del principio, ¿A quién beneficia el crimen?

Policarpio A. Sánchez
10/12/18

Publicar un comentario

0 Comentarios