Discuten tema; Lorenzo Galva responde a Manuel Emilio Luciano.


  1. Según definición: La Media verdad o verdad a medias es una declaración engañosa que incluye algún elemento de verdad. Esta tiene un doble sentido, sobre todo si la intención es engañar, evadir, o tergiversar la verdad. Las verdades a medias, así como la verdad fuera de contexto, tienen efectos más poderosos que las mentiras, ya que pueden convencer más fácilmente al receptor del mensaje gracias a la parte de verdad aportada.


En estos tiempos modernos la moda es la Posverdad​ o mentira emotiva, que no es mas que un neologismo​ que describe la distorsión deliberada de una realidad, con el fin de crear y modelar la opinión pública e influir en las actitudes sociales, ​ en la que los hechos objetivos tienen menos influencia que las apelaciones a las emociones y a las creencias personales.

Y esto es justamente lo que usted hace en su comentario, trae del pasado una situación para enfrentar otra, queriendo buscar culpables o enemigos a su desarrollo donde lo que siempre han tenido son aliados y admiradores.

Así como ustedes pueden llenar libros de sus adversidades nosotros podemos llenar enciclopedias de nuestros problemas, porque Yaque ha sido un pueblo que ha aguantado su pobreza y precariedades de forma pacífica y en cierto punto hasta de resignación, pero con dignidad. Hemos visto como con el pasar del tiempo se ha desmejorado nuestra calidad de vida mientras nuestros vecinos gozan de privilegios y proyectos que los encaminan al progreso y no hemos hecho más que aplaudir sus logros. Nunca nos hemos opuesto a su desarrollo, pero con la dignidad de las personas no se juega y llega un punto en el que la pasividad se acaba y más si se juega con su único sustento.

Cuando usted se refiere a que en el Dos mil nos opusimos a su desarrollo, me recuerda que en ese proyecto que ustedes sometieron al Congreso con el apoyo de una madrina, tenían en sus límites territoriales toda la parte Este desde el río Yaque del Sur incluyendo uno de nuestros pueblos: la Vereda, esa vez nos opusimos porque ustedes nos querían despojar de lo que es nuestro, querían elevarse a Distrito Municipal con terrenos que no le pertenecían. Ahora es muy conveniente decir que les adversamos sin detenerse a buscar las causas.

En esta ocasión también les adversamos porque se quieren llevar lo único que nos queda, y como en el año Dos mil al que usted hace referencia, también le pararemos su proyecto hasta que lo hagan con sus veinte Fuentes acuíferas como usted dice.

Insisto: no nos oponemos a su desarrollo, ustedes tienen una fuente con suficiente agua, usen su lobismo para gestionar agua de la presa de Palomino y les aseguro que no sabrán que hacer con tanta agua.

Publicar un comentario

0 Comentarios