IIBI es clave para el sector exportador que busca innovar


Agripina Ramírez dice que el IIBI busca ser una institución nacional líder en investigación.
Por años, el Instituto de Innovación en Biotecnología e Industria (IIBI) ha realizado importantes aportes en materia de investigación y en mejora de productos y procesos, que benefician a distintos sectores del país, tanto en el área industrial, como en la farmacéutica y la agroindustria. En una entrevista concedida a elCaribe, la directora ejecutiva de la institución, Agripina Ramírez, expone ampliamente sobre las fortalezas del IIBI y la importancia que tiene para un país como República Dominicana, que aspira a tener cada día mucha más presencia a nivel internacional a través de sus exportaciones.
¿Doctora, qué importancia tiene la investigación  biotecnológica en un país agrícola, como el nuestro?
Tiene mucha, considerando que puede ayudar tanto a los agricultores como a las diferentes empresas a llevar y a colocar sus productos en el mercado internacional, con una garantía de inocuidad. Pero además, la investigación ayuda al sector productivo a  diversificar una gran parte de su línea de producción.
¿Cuáles son los principales aportes del IIBI en investigación e innovación y de qué manera contribuye esto a robustecer la capacidad exportadora del país?
La institución realiza diversos aportes, tanto al sector productivo, en general -incluyendo la parte agrícola- pero también a nivel industrial y farmacéutico, que son la base de la empresa y del órgano exportador dominicano. El empresario tiene en el IIBI una institución que puede visitar siempre, porque puede ayudarle a agregar valor a sus productos, a mejorarlos y a alargarles la vida útil. De esa manera puede incorporar procesos biotecnológicos que le permiten competir a escala internacional. El IIBI fortalece al sector productivo, ofreciéndole plántulas sanas que ayudan al productor a ahorrar costos, a través de la biotecnología vegetal. A través de la biotecnología tenemos plantas con capacidad de extraer metales pesados del suelo, que sirven para ser aplicadas en cualquier zona de República Dominicana y de Latinoamérica, con el propósito de limpiar ambientes contaminados.Tenemos 16 especies locales con capacidad de extraer metales pesados de suelos, recomendadas para diferentes concentraciones de metales, ya que las plantas tienen capacidad de sobrevivir en ambientes contaminados.
La biotecnología es una vía para eficientizar la  práctica agrícola, ofreciendo plántulas sanas, de calidad, libres de plagas, que contribuyen a la disminución de uso de fertilizantes y a la mejora de la calidad del suelo a través de la aplicación de microorganismos benéficos que contribuyen a la seguridad alimentaria. Estas técnicas se están trabajando en el IIBI. Son plantas con genes resistentes a la sequía.
¿Cuáles son los principales aportes del IIBI en materia de innovación?
Tenemos el desarrollo de harinas alternativas que cumplen con estándares de calidad y con normas establecidas que certifican dichas harinas. Esas harinas son de arroz, yuca, batata, plátano, ñame y buen pan, entre otras. Pueden usarse en cualquier producto de panificación. También tenemos el desarrollo de productos a través del zapote. Se han desarrollado procesos biotecnológicos para conservar todos los nutrientes del producto. Tenemos sapote en polvo, que contiene todas las fibras solubles necesarias para nuestra digestión y tenemos zapote como base para hacer helados; tenemos néctares de sapote, pulpa, mermelada y otros. Tenemos orégano deshidratado, en polvo y aceite de orégano; tenemos chocolate con la parte de conservación agregada y otras variedades de productos que pueden conseguir en el IIBI. Cualquier otro producto que ya se encuentre en el mercado y que se le quiera agregar procesos biotecnológicos, estamos en capacidad de hacerlo.Contribuimos a robustecer la capacidad exportadora del país porque cumplimos con los estándares internacionales en todo lo referente a los servicios analíticos, que permiten al exportador e industrial realizar cualquier estudio con laboratorios acreditados bajo normas internacionales, como la ISO 17025.
¿En la medida que el país dedica más tiempo, esfuerzo y recursos económicos a la investigación pudiera elevar el volumen de sus exportaciones y diversificar la oferta de rubros hacia el mercado internacionales?
Considero que sí, ya que en los países que son altamente industrializados conocen la importancia que tiene la investigación científica para agregar valor a sus productos y diversificarlos. En la medida que nuestros industriales se acerquen al IIBI para agregar productos y procesos biotecnológicos tendrán la capacidad de agregar valor y de diversificar su oferta de cara el mercado interno y externo y ser mucho más competitivos.
¿El empresariado local y los exportadores nuestros están conscientes de eso; aprovechan al IIBI?
Nos gustaría que más empresarios se acerque a nosotros buscando innovación. Tenemos gran incidencia en las  asociaciones dominicanas que han sido incluidas dentro de las Visitas Sorpresa que realiza el presidente Danilo Medina. Esas asociaciones están aprovechando al máximo los procesos innovadores que  ofrecemos. No es lo mismo enviar al mercado internacional un zapote como fruta, que enviar una diversidad de seis productos extraídos del zapote, agregando procesos biotecnológicos. Cuando eso ocurre está llegando a otros países un producto con características dominicanas y denominación de origen, que nos permite identificarnos en el exterior como producto dominicano y no solo con una fruta que la puede llevar cualquier otro país.
¿Qué tan abismal es la diferencia entre un país que importantiza la investigación en la  biotecnología y uno que no lo hace?
Los países desarrollados que han tomado como base la investigación en biotecnología tienen una mayor diversidad en lo que ofrecen al mercado,  a sus compradores o clientes. Precisamente, el IIBI se creó con claro mandato institucional de ejecutar investigaciones científicas con tecnología de punta, especialmente en la biotecnología, en la parte agroindustrial o alimentaria, vegetal, ambiental, farmacéutica y médica. Todo eso para contribuir a la transferencia tecnológica y que pueda servir de base a la exportación de productos al mercado internacional.
Las Visitas Sorpresa que ha realizado el Presidente Danilo Medina son muchas y pudieran surgir más. ¿Está el IIBI en la capacidad de responder a los pedidos que puedan surgir de ellas para mejorar y diversificar la oferta productiva?
Sí. El IIBI cuenta con un formidable equipo de técnicos capacitados y eso permite dar asistencia a las diferentes asociaciones que han recibido el beneficio de una visita sorpresa del Presidente.

Publicar un comentario

0 Comentarios