San Pedro de Macorís: Hospital Antonio Musa, en “cuidados intensivos” en una eterna remodelación de más 5 años

SAN PEDRO DE MACORÍS. El Hospital Regional Dr. Antonio Musa está inmerso en la remodelación de sus instalaciones, con un presupuesto de alrededor de 300 millones de pesos, y pese a ello continúa dando asistencia a los miles de pacientes que llegan a diario hasta este centro.

La planta física de este hospital, que lleva al menos cinco años en remodelación, luce deteriorada y abandonada, con blocks al descubierto, pasillos a oscuras, un ascensor sin puertas y cemento chorreando por las paredes.
Las camillas y sillas de ruedas están arrinconadas, unas encima de otra, además de una gran cantidad de cajas amontonadas. La remodelación del Musa ha causado un sinnúmero de inconvenientes a los pacientes, a quienes no es raro ver con sus sueros en manos, en dirección a los furgones habilitados para recibir atenciones.
Y es que en medio de las demoliciones han colocado furgones de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), para que allí se den las consultas y atenciones a los pacientes.
Remodelación hospital Antonio Musa
Remodelación hospital Antonio Musa
Los usuarios van de un área a otra en busca de atenciones, y algunos que requieren internamientos deben esperar mucho tiempo para poder recibir la debida atención. Hay quienes se desesperan y en medio de la angustia optan por sacar a sus familiares de aquel lugar.
El Instituto Nacional de Patología Forense (Inacif) también tiene sus instalaciones allí, porque también forman parte de la remodelación. El polvo, las camas amontonadas y la falta de espacio le juegan una mala pasada a los cientos de pacientes que acuden a diario al Musa.
La paciente Eliza Mercedes dice que acudió al hospital afectada por una migraña, y aunque igual sufre la situación que afecta actualmente al hospital, dice que “uno coge su luchita, pero al menos están atendiendo a uno más rápido”.
Ruddy Ortega, quien tiene a su padre ingresado, agregó que están reparando de forma normal para que todo vaya mejorando. Otros pacientes no están muy contentos con la atención. Tal es el caso de Zoraida Crescencio, quien explicó que a su vecina la medicaron y la sacaron fuera del furgón, la senta ron en una silla y la dejaron allí.
“Esto está de mal en peor; esto lo desbaratan y vuelven y lo hacen, y estamos en lo mismo”, sostuvo Crescencio. Esta mujer argumenta que la situación en el Musa no va a cambiar, porque no le dan el trato que debe recibir el paciente.
Junto a Zoraida Crescencio otros pacientes denunciaron que las ambulancias de este hospital son inservibles, que se han realizado donaciones como la que hizo la Fundación RC22, del pelotero de Grandes Ligas Robinson Canó, pero que pese a eso no hay ninguna disponible.
Guillermo Hernández, director hospital Antonio Musa
Señalaron que deben pagar el combustible para trasladar a los pacientes en las ambulancias del hospital. Una persona dijo a este semanario que estos vehículos están parados por desperfectos que son de bajo costo.
“El hospital ahora mismo no tiene ni una (ambulancia) sino los taxis”, dijo uno de los pacientes. Una de las limitantes que ha tenido por años el Musa es el hecho de tener un presupuesto bajo, como refiere el director del hospital, Guillermo Hernández, quien indica que es posible que sea uno de los más bajos para un hospital regional.
El presupuesto para Hospital Regional Dr. Antonio Musa es de 2.6 millones mensuales, más los 400 mil pesos que recibe de cuota de recuperación, además de los servicios que facturan a través del Seguro Nacional de Salud (Senasa).

Equipamiento

El doctor Guillermo Hernández, director del Hospital Regional Dr. Antonio Musa, explicó que con esta esta remodelación pasarán de tener 250 camas a 154, y que pese a que aparenta ser una reducción tendrán mayor disponibilidad con esta medida.
Destacó que la mayor disponibilidad se deberá a que antes tenían habitaciones con seis camas, pero si alguno de los pacientes tenía alguna enfermedad infecto contagiosa no se le podía colocar otro paciente al lado, pero que ahora las habitaciones sólo tendrán una y dos camas.
La remodelación del Musa no sólo es a nivel de su estructura física, sino que también contará con un nuevo equipamiento de cada una de las áreas. Es por ello que el presupuesto es de unos 300 millones de pesos.
Hernández dijo que parte del servicio del Musa se enviará al hospital Jaime Oliver Pino, del Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS), entre las consultas de ortopedia de hombre y cirugía general de hombres.
Precisó que reciben diariamente unas 800 personas para consultas de diferentes especialidades, y al menos 300 emergencias. Los pacientes del Musa son generalmente provenientes de las cinco provincias del Este.
Techo de uno de los pasillos del hospital Antonio Musa.
Por esta razón, este hospital sigue congestionado, pese a la construcción del Hospital General y de Especialidades Nuestra Señora de La Altagracia (HGENSA), en Higüey.
Hernández agregó que han sido entregadas 27 habitaciones en el tercer piso, y parte de la emergencia, a la que le hace falta aún el equipamiento. Indicó que la emergencia está hecha con todos los parámetros que contempla la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Contarán con una emergencia pediátrica y una para adultos, con una sala de reanimación y una farmacia y laboratorio incluidos.

Viejos problemas

El Musa tenía desde su construcción un problema de filtraciones en los 12 mil metros de techo, lo que ha sido resuelto con la remodelación.
Este hospital inició su construcción en el 1979, la cual duró 20 años, hasta el 1999, cuando fue inaugurado. Hernández dijo que luego de ser inaugurado, el Musa fue desbaratado a los cuatro años, y con ese deterioro estuvo funcionado hasta que se decidió mejorar su infraestructura. Dentro de los avances que trajo consigo esta remodelación está el hecho de que, por primera vez, están h a c i e n d o resonancia magnética, tomografía, ecocardiografía, video endoscopia, video colonoscopia y cirugía laparoscópica.
El doctor Hernández señaló que para el año entrante la remodelación debe estar terminada, pero llevan ya cinco años de iniciada la primera etapa de reconstrucción. Dentro de los avances también se cuenta la reconstrucción de la Unidad de Cuidados Intensivos, después trabajarán con las salas de cirugía y de preparto.
Hernández dijo también que tienen la unidad neonatal más moderna de todo el Este, y que son incluso el único hospital con cuidados intensivos, aparte del hospital de Higüey.

Publicar un comentario

0 Comentarios